Estas clases de 2 o 4 horas están diseñadas para que puedas conocer, explorar y practicar las profundas técnicas y enseñanzas que nos ha legado el camino Tántrico, dentro de un entorno cálido, responsable, consciente y amoroso.

Como el Tantra se relaciona muchas veces con una terapia sexual o una manera de mejorar tu sexualidad, muchas personas piensan que en las clases hay desnudos o contactos íntimos. Nada más lejos de la realidad.

La esencia de la enseñanza tántrica es que cuando desarrollas presencia, cuando te conoces, cuando disfrutas de tu cuerpo como templo del ser, cuando eres capaz de abrazar tus contradicciones y tus emociones… Entonces puedes relacionarte con otras personas desde tu centro con amor. Primero te enamoras de tu propia energía, de tu propia individualidad, y luego compartes.

En estas clases asentamos las bases para que puedas explorar tu naturaleza única, soltar patrones y hábitos, relajarte, y recuperar el contacto y la escucha de tu cuerpo, tus emociones, sentimientos, y todas las energías que se mueven en ti como ser humano.

A menudo nos pensamos más de lo que nos vivimos. Hacemos muchas cosas, tenemos muchos objetivos, pero nos hemos desconectado del cuerpo y nuestra energía vital no fluye libre por él. A veces incluso hemos dejado de sentir, o no podemos conectar con nuestra verdad en cada momento. A veces no podemos diferenciar lo que pensamos de lo que sentimos. Y lo que pensamos muchas veces no es nuestro, es fruto de la herencia social, familiar, etc. 

Ocurre muy a menudo que tomamos decisiones desde esas creencias impuestas, y la vida que llevamos no es respetuosa con nuestra naturaleza, con los talentos y cualidades que nos hacen únicos, o con nuestras necesidades físicas.

Muchas veces nos relacionamos con otras personas también desde estas creencias, o desde nuestros miedos, o repitiendo patrones de relación que hay en nuestra familia o nuestra historia personal.

Y queremos ser libres. Nos gustaría ser auténticxs. Darnos cuenta de quiénes somos, de qué queremos en cada momento, ser capaces de respetarnos, de poner límites, de abrirnos en vulnerabilidad a otras personas, de entregarnos al placer sin ningún control y expandirlo a todo el cuerpo y más allá de él. Queremos amar sin codependencias, vivir relajadxs, y ser capaces de sentir y acompañar lo que nos está pasando hoy sin juicios. Queremos confiar plenamente en nosotrxs mismxs y en la vida tal y como es.

Tantra es justamente eso. Un camino de autoconocimiento para liberarte de todo aquello que no es verdad, de forma que puedas abrirte a la vida con totalidad, celebración y confianza. Y lo hace desde diferentes propuestas de ejercicios y meditaciones individuales, en parejas y en grupos.

Cada clase es diferente, y como en dos horas no da tiempo a ahondar en muchas cosas, generalmente nos centramos en algo concreto, de forma que puedas investigarte y explorar con cierta profundidad, tanto contigo como en interacción con otras personas, si te apetece. Es importante señalar que en todo momento se respetan tus necesidades y tus limites. Por ejemplo, si se propone un ejercicio en parejas y sientes que no quieres hacerlo, nadie te pedirá que lo hagas.

En cuanto a los ejercicios, la mayoría de las veces voy decidiendo sobre la marcha, en función de lo que observo y siento en el grupo ese día. Por eso no me gusta decir con antelación qué haremos exactamente, porque es muy probable que luego cambie de idea. Estas clases están muy abiertas al fluir del momento, y lo único que necesitas saber es que vienes a disfrutar de estar un rato contigo, vienes a bajar de la cabeza al cuerpo, a explorarte, expandirte, reír, liberar, vivir lo que sea que suceda hoy y relacionarte con otras personas desde un espacio de presencia, respeto y amor.

También es importante explicar que si lo que te motiva a venir a las clases es alcanzar una vida sexual más plena, o solucionar alguna dificultad sexual, es perfecto también. Muchos de los ejercicios que hacemos en las clases ayudan a entender muchas de las cosas que nos pasan en el plano sexual, y nos ofrecen un camino para despejar esas dificultades. Pero como te decía antes, no abordamos nada íntimo en una clase. Puedes estar muy tranquilx. Mucho antes de llegar a una práctica íntima en Tantra, hay muchísimos ejercicios y meditaciones previos que necesitamos practicar para desarrollar presencia, abrir espacio en el cuerpo, restablecer el libre fluir de la energía, y ser capaces de mantenernos totalmente centradxs y relajadxs con nosotrxs mismxs y en el contacto con otra persona.

Por eso, dependiendo de en que momento vital estamos, y de lo que necesitamos y es verdad para nosotrxs, la experiencia de cada persona en la clase puede ser muy diferente. Y es perfecto, no se trata de experimentar todo el grupo lo mismo, para nada. Cada persona, momento y situación es diferente y es bellísimo juntarnos a compartir sin pretender nada, simplemente siendo y estando con lo que hay.

Horario: de 16:30 h a 20:30 h (Llega un poco antes de la hora de inicio, a las 16:30h estará la puerta cerrada y la clase acabará a las 20:20h para poder salir tranquilamente de la sala)

Aportación: 40 €

IMPRESCINDIBLE RESERVAR | PLAZAS LIMITADAS
 
*Ven con ropa cómoda y una botella de agua.
 
Para reservar escríbenos a tantrawithamala@gmail.com y te daremos toda la información.
 

—-