“Tantra no es de nadie ni pertenece a nadie, es libre de dogmas y opiniones, solo requiere una muerte, la muerte de todo lo que es falso en ti.”

Astiko

Sesiones individuales

A través de las profundas enseñanzas que nos trae el camino tántrico también puedes hacer un viaje individual donde serás acompañado amorosa y respetuosamente en tu darte cuenta y en todo aquello que suceda en el proceso. A las sesiones puedes traer cualquier necesidad que tengas, cualquier dificultad que no sepas cómo abordar, y te acompañaré con mucho amor y responsabilidad hacia la conexión con tu cuerpo y tu alma. Te guiaré para que puedas abrir espacio dentro de ti y así ser capaz de aceptar y amar las cosas que te pasan. Quizás descubres que estás luchando contra ellas, generándote más dolor, quizás te cuesta comprenderlas y no sabes cómo relacionarte con ellas, o quizás no sabes muy bien qué te pasa, pero lo que sí sabes dentro de ti es que puedes sentirte mejor.

Un ciclo de sesiones es un proceso en el que aprendes a escucharte y respetarte y eso implica reconocer y amar tus emociones y contradicciones, a la vez que abres espacio para que tu verdadera esencia se despliegue a través de tu cuerpo y puedas gozar plenamente de la vida tal y como es.

Las sesiones son semanales o quincenales y se recomienda un ciclo de 10 para poder hacer un proceso nutritivo y eficaz.

¿Qué te aportan las sesiones individuales?

  • Darte cuenta de lo que necesitas para sentirte como a ti te gustaría sentirte.
  • Darte cuenta de qué barreras hay entre cómo te quieres sentir y cómo te sientes.
  • Aprender a escucharte y saber qué sientes y necesitas por ti mismo.
  • Aprender a darte aquello que necesitas, traspasando para ello los obstáculos que haya en el camino.
  • Aprender a estar presente con lo que te pasa a la vez que lo estás viviendo.
  • Aumentar tu vitalidad.
  • Abrir espacio en el cuerpo para poder sentir más sin asustarte y desconectarte de ti.
  • Recuperar la confianza en tu propia sabiduría interna.
  • Ser acompañado con amor y respeto mientras sientes, de forma que puedes confiar en que estás seguro y sostenido y te puedes relajar en sentir y liberar emociones a niveles que quizás en soledad no te puedes permitir.