«El cuerpo femenino es la encarnación del amor. Sus pechos y su corazón son la fuente literal del amor encarnado. Toda mujer anhela conectar con esa fuente dentro de sí misma.«

Astiko

Clases de Tantra para mujeres

Tantra significa red, entretejido, tantra significa expansión de la consciencia. Y tantra para mujeres es una invitación a explorar la consciencia de ser mujer, comprender nuestra energía femenina y observar como nos relacionamos con ella en este momento, así como abrir más espacio para poder encarnarla realmente si no está siendo así. Pues nuestro cuerpo es femenino y nuestra polaridad también, pero a menudo la mujer desarrolla mucho su parte masculina (dirección, acción) dejándose caer incluso en el control, la represión y la exigencia de ser productiva y eficiente en el mundo, y se olvida de su esencia femenina, receptiva, amorosa y creativa. Y esto a la mujer, le duele, pues se pierde de su verdadero centro y su verdadera esencia: el corazón y el amor. Y el amor no es una emoción, es un estado de ser. Por eso para la mujer es fundamental reconectar con esa esencia y vivir centrada en el corazón.

También le ocurre a menudo a la mujer que se pierde en las emociones, en las heridas que ha cargado por el trato con lo masculino a lo largo de la vida y a través del linaje familiar, y eso le cierra el corazón e incluso puede llevarle a confundir el amor con las emociones y relacionarse desde el miedo y la codependencia. Por eso es importante comprender la diferencia entre amor y “anhelos románticos”, y hacerse cargo de esa verdad para poder ser libre y amar con libertad.

Y a menudo también le pasa a la mujer que pierde el interés por el sexo, o le cuesta sentir placer, o muchas otras cosas que le impiden expandir su energía desde el sexo al corazón y sentir la plenitud y el éxtasis de habitar el cuerpo y compartir el amor y la intimidad con otra persona. Por eso la mujer también necesita comprender cómo funciona su cuerpo a nivel sexual, y amarlo, respetarlo y acompañarlo con lo que sea que haya en él en cada momento.

Así, conociendo y experimentando el femenino y el masculino interior, ambos pueden fundirse dentro de nosotras y desde ahí abrirnos al masculino exterior respetando, habitando y gozando nuestra esencia a la vez que respetamos y comprendemos la esencia masculina.

Y con todo esto, la propuesta es emprender un viaje a través de meditaciones y ejercicios individuales, en pareja y en grupo, para ir habitando nuestro cuerpo femenino, explorando y comprendiendo nuestra polaridad energética, dejando marchar las memorias y dolores si los hay (siempre cada una a su propio ritmo y siendo respetada en sus límites), y abriendo el corazón para que el amor se pueda extender a todas las células. Y celebrar. Celebrar que somos amor. Y así desde el corazón celebrar la vida entera, con todos sus colores y sabores, porque sabemos que ese estado es nuestra raíz, nuestro centro, y ese amor nos sostiene y nutre, nos expande y nos hace brillar con toda nuestra luz, incluso en los momentos de más dolor.

¿Qué te aportan las clases de Tantra para mujeres?

  • Un espacio seguro y amoroso donde puedes relajarte completamente y expresarte sin filtros.
  • Libertad para sentirte y respetarte. Siempre serás respetada con todas tus necesidades y podrás decidir en todo momento si no quieres hacer algún ejercicio, o necesitas descansar o cualquier cosa que puedas sentir.
  • Aprender a escucharte y a saber lo que realmente necesitas o es bueno para ti en cada momento.
  • Te ayuda a reconectar o conectar más profundamente con tu corazón a través de diferentes hábitos que puedes incorporar a tu vida.
  • Te facilita el comprender más a fondo tu sexualidad, tanto si es satisfactoria como si necesitas ahondar en por qué algo no va bien, o si simplemente sientes que el sexo te puede ofrecer mucho más de lo que conoces hasta ahora.
  • Abrir espacio en el cuerpo y en el corazón para poder sentir más placer y más amor en tu vida.
  • Aprender a acompañarte a ti misma cuando sientes una emoción, respetándote, amándote y cuidándote.
  • A través de las técnicas de tantra puedes desbloquear aquello que no deja que tu energía fluya por tu cuerpo.
  • Comprender los patrones que te limitan en relación contigo misma, con tu forma de tratarte, y en relación con los demás.
  • Nutrirte del apoyo y el amor del grupo.
[/vc_row]